close
Cataluña

Calella de Palafrugell, un pequeño pueblo de pescadores en la Costa Brava

El pasado verano estuvimos recorriendo en un precioso roadtrip parte de la Costa Brava y del sur de Francia (Occitanie). Uno de los rincones que visitamos fue el pequeño pueblo de Calella de Palafrugell, que nos sorprendió muy gratamente. Y gracias a su belleza mediterránea, es uno de lugares más visitados y conocidos de la Costa Brava.
calella_palafrugell_6

Este pequeño pueblo, que hasta no hace mucho era un pueblo de pescadoressigue manteniendo su esencia más tradicional. Es turístico, si. Pero no está saturado de visitantes como otros pueblos de la Costa Brava y sus casas aún son viviendas de familias de pescadores y gente local.

calella_palafrugell_3
calella_palafrugell_4

Con sus casas blancas que llegan casi hasta el agua, respira mediterráneo en toda su extensión. La imagen de sus pequeñas calas urbanas y su paseo marítimo es idílica, es lo que te imaginas de un pueblo mediterráneo. Lo que nos ha vendido la famosa marca cervecera en sus anuncios de cada verano.

Uno de sus elementos más representativos son sus “Voltes”, los pórticos de las casas. Portbò, el barrio marítimo de Calella, cuenta con conjunto histórico declarado como bien cultural de interés nacional. En este conjunto destacan precisamente estas “Voltes” que están protegidas como bien cultural de interés local.

Nosotros estuvimos a principios de agosto, y aunque parezca imposible, pudimos aparcar muy cerca de las playas del centro urbano, junto al Hotel Sant Roc, a no más de 50 metros del agua. Y había más sitio para otros coches. Igual en las calas y playas del pueblo, sin masificación. Elegimos una cala que nos enamoró, la Cala Sant Roc, dónde a pesar de su pequeño tamaño pudimos elegir donde disfrutaríamos del sol y de un refrescante chapuzón. Fue casi del coche al agua sin ningún estrés.

Calella Palafrugell, Girona. Costa Brava
calella_palafrugell_2

Obviamente fue nuestra experiencia, a pesar de ser principios de agosto, no había masificación ni problemas para aparcar en este pequeño pueblo. Puede que otros momentos haya más gente y problemas.

La oferta de restauración no es muy extensa pero suficiente. Esto hace que tenga aún más encanto, no se ha llenado de restaurantes. Igual pasa con los alojamientos como los hoteles, que los hay pero no hay una oferta desmesurada.

Como curiosidad, hemos descubierto que en este rincón, en el antiguo Hotel Batlle, el cantante Joan Manuel Serrat compuso una de sus canciones más famosas, “Mediterráneo”.

QUE HACER Y QUE VER

calella_palafrugell_5
Qué hacer y ver en Calella es muy sencillo. Pasear, descubrir las “voltes” de Portbò, darse un chapuzón en sus calas, o disfrutar de una terraza o comer en uno de sus restaurantes, son las mejores opciones.

Es un rincón para pasear y disfrutar, para vivir mediterraneamente.

Una visita recomendable es Sa Perola, un antiguo “teñidor” de redes del Gremio de Pescadores de San Pedro, del siglo XVIII. Otra visita puede ser la Torre de vigía de Calella, construida en el año 1597 para defenderse de los ataques de piratas y corsarios.

COMO LLEGAR

Al ser un pequeño pueblo marinero, lejos de núcleos urbanos importantes, lo ideal es llegar en tu propio coche.

Calella se encuentra a 130km de Barcelona (una hora y media en coche) y a 54 km de Girona (cincuenta minutos en coche).

Si estás en Barcelona, puedes alquilar un coche para conocer este y otros pueblos de la Costa Brava. Una opción muy recomendable es el alquiler por horas en BlueMove. Podrás acercarte y disfrutar de unas horas en este pueblito.

+ INFO

Callela pertenece al municipio de Palafrugell, en la famosa comarca del Baix Empordá (Girona, Cataluña). Se encuentra en el centro de la comarca turística de la Costa Brava.

Junto a Cadaqués y Tossa del Mar, es uno de lo pueblos costeros más bellos que hemos conocido en nuestra ruta por la Costa Brava. Muy recomendable visitarlo.

Tags : CataluñaRoadtrips
demiku

El autor demiku

Blog de viajes en pareja, donde Miki y Rosi cuentan sus viajes y escapadas.

Deja un comentario, nos haría tanta ilusión :)