close

Fiestas

EventosFiestasGalicia

Nuestra experiencia en A Rapa das Bestas de Sabucedo (Galicia)

rapa-das-bestas-sabucedo-7
Hacía años que teníamos ganas de conocer en directo la famosa Rapa das Bestas de Sabucedo, uno de los eventos festivos del año en Galicia. Así que este año no lo dudamos y nos acercamos el domingo de Rapa hasta Sabucedo, una pequeña aldea del Concello de A Estrada.

Hemos de decir que sabemos que hay mucha gente en Galicia que se muestra un poco contraría a este tipo de celebraciones, en nuestro propio circulo familiar y de amistades existe una profunda controversia al respecto. Pero sin conocer la fiesta y vivir en directo la experiencia no creemos que se pueda tener una correcta opinión formada. Así que decidimos ir hasta Sabucedo para ver la Rapa y sacar nuestras propias conclusiones, que podrás leer el final de este artículo.

¿Qué es la Rapa das Bestas?

Se trata de un rito ancestral que consiste en bajar una vez al año a los caballos del monte, que se encuentran en estado de semilibertadEl principal objetivo es cortarles las crines, desparasitarlos y curarles las heridas que tengan.

En total se celebran una veintena de rapas en Galicia, la mayoría en la provincia de Pontevedra. Su origen es ancestral, con muchos siglos a sus espaldas. Puede que incluso anterior a la romanizacion de Galicia.

“Con cuernos y con gritos acosan a las bestias por los montes hasta lograr acorralarlas. Unas, las sacrifican para comerlas. Otras, las doman y les sirven de montura para sus luchas guerreras”
ESTRABÓN

El objetivo de estas rapas es mantener en perfecto estado a los caballos que pastan libremente en los montes gallegos. Lo de raparles las crines es necesario por varias razones, como evitar los parásitos, evitar que se enganchen en la maleza o que los lobos no lo tengan fácil si atacan a los caballos.

Rapa das Bestas de Sabucedo

Hasta no hace mucho tiempo, la principal razón para conservar y mantener los caballos era su carne y sus crines. Pero hoy en día esa ya no es la principal razón.  Además de mantenerlos por tradición, los caballos tienen una importante función en la naturaleza. La de limpiar los bosques de maleza. En la actualidad, existe un gran abandono del campo y de los bosques, así que la labor de estos caballos es importante para evitar los grandes incendios forestales.

El Curro

rapa-das-bestas-sabucedo-curro_1

En Galicia existen diferentes tipos de curros. Algunos son simplemente vallas de madera y otros pocos son más evolucionados, con construcciones en piedra.

En el caso de Sabucedo hay dos curros en O Castelo. El “curro vello” situado junto a la iglesia parroquial y construido en año 1779. Y el “curro novo”, inaugurado en 1997 y que se utiliza en la actualidad.

El “curro novo” está construido en piedra con forma semicircular, al estilo teatro romano. Es en este semicírculo donde se encuentran las gradas para el público, con una capacidad de unas 1300 personas. Bajo la estructura de la zona recta se encuentra una pequeña cuadra que es donde se guardan a las crías durante la Rapa.

La Rapa de Sabucedo

Rapa das Bestas de Sabucedo

La de Sabucedo se diferencia del resto de rapas por sus más de 450 años de antigüedad y porque no se utilizan elementos como cuerdas, varas o palos. Además está declarada Fiesta de Interés Internacional.

La Asociación Rapa das Bestas de Sabucedo es la encargada de organizar este evento. Pero no sólo eso, se encarga de cuidar durante todo el año a las manadas de caballos que habitan los montes cercanos.

En Sabucedo, los caballos que se bajan de los montes se dejan durante los días de Rapa en Cataroi, un gran espacio cercado de 50 hectáreas en una ladera de un monte cercano al curro. Durante la celebración de las 3 rapas, se trasladan entre 200 y 300 caballos al curro.

Esta Rapa se celebra durante 4 días en el primer fin de semana de Julio:

  • El viernes se celebra “A Baixa”.  Vecinos y visitantes suben a los montes para juntar en manadas a las “bestas” y conducirlas hasta O Peón. Necesitan al menos 300 caballos para realizar la Rapa. Según los van bajando, los dejan en el gran recinto cercado de Cataroi.
  • La mañana del sábado es posible que si no han juntado todos los caballos necesarios, tengan que volver a buscar más caballos y bajarlos. Por la tarde se celebra la primera Rapa.
  • La mañana del domingo se celebra la segunda Rapa, que fue a la que asistimos nosotros.
  • El lunes se celebra la tercera de las Rapas, una rapa solidaria cuya recaudación se dona a la Fundación Amigos de Galicia, entidad sin ánimo de lucro que lucha contra la Pobreza Infantil y la Exclusión Social.

Estos son algunos de los términos de la Rapa:

  • ‘Aloitadores’ Son aquellos encargados de “luchar” con las “bestas para reducirlas y también realizan las tareas de cortar las crines o poner las vacunas necesarias para desparasitarlos. La maña, habilidad, destreza y de los aloitadores es más importante que la propia fuerza.
  • Las bestas es como comúnmente se denomina a los caballos, vacas,etc… Su traducción exacta al castellano sería bestia.
  • Los ‘bichos’ es como se conoce a los potros.

Rapa das Bestas de Sabucedo

El fin de semana de la Rapa se celebra junto al Curro una gran fiesta, con todo tipo de atracciones y verbenas, y con música en directo por el día a cargo de diferentes charangas y pasacalles. Por supuesto, no faltan una gran cantidad de puestos de comida y bebida, donde destacan los de pulpo y churrasco. Todos ellos con mesas para disfrutar de tales manjares.

Mucha gente acampa en los bosques y campos cercanos. Hemos visto muchísimas tiendas de campaña e incluso autocaravanas. En algunos bosques hemos visto como pequeños campamentos que incluso contaban con caballos.

Antes y después de cada Rapa la fiesta se traslada al Teleclub, el único bar de la aldea. No debes de irte de Sabucedo sin pasar por este bar y disfrutar del ambiente festivo.

La afluencia de público es enorme, con lo que aparcar a veces se vuelve tarea complicada. No es posible acceder a la aldea en coche si no eres local, cortan las carreteras que llevan al curro. Pero rodeando la aldea se han habilitado varios parkings de pago y alguna leira-párking privada (se llama así a las parcelas en las que particulares permiten aparcar coches a cambio de unos euros).

El Origen. La Leyenda.

rapa-das-bestas-sabucedo-9

Dice la leyenda (y los vecinos) que el origen está ligado a una gran peste que asoló la comarca en el siglo XVI. Ante tal desgracia, dos hermanas le ofrecieron a San Lourenzo, patrón de la parroquia, dos yeguas (“bestas”) de su propiedad si las protegía de la peste. Al finalizar la peste, y como las hermanas no la sufrieron, cumplieron la promesa a Son Lorenzo y donaron al párroco dos yeguas. Este las soltó por los montes propios y con el paso de los años fueron multiplicándose hasta llegar a un gran número. De ahí nació la rapa, con el objetivo de seleccionarlas para carne, cortarles las crines, curarles las heridas, etc…

Pero existe otro hecho que puede decirnos el origen real de estas Rapas. Y es que en los montes cercanos a Sabucedo se han encontrado petroglifos de los siglos XVIII-VIII a. C. con grabados en los que aparecen caballos y hombres luchando con los caballos. Los de Outeiro dos Cogoludos y  Chan da Lagoa nos muestran caballos y hombres montados en caballos.

Nuestra experiencia

Eran ya las 11 y media del domingo cuando llegamos a los alrededores de Sabucedo.  No sabíamos a dónde ir ni dónde aparcar, así que seguimos a unos coches que si parecían conocer la zona. Nos metimos por unas pequeñas pistas forestales en dónde vimos decenas de personas acampadas. En cada campo abierto o claro en el bosque había una o varias tiendas de campañas, muchas “habitadas” por chavales que parecían haber disfrutado de la fiesta nocturna hasta altas horas de la madrugada.

Una vez conseguimos aparcar nos dirigimos a la aldea para localizar el Curro. Allí nos encontramos con centenares de personas, algunas de las cuales ya estaba dando cuenta del pulpo en alguno de los puestos que había en el campo de la fiesta.

Rapa das Bestas de Sabucedo
El curro se llena completamente, pero nadie quiere perderse la Rapa.

Al llegar al Curro nos encontramos con largas colas de gente que estaba intentando acceder para conseguir un asiento. El ambiente era muy festivo a pesar del suave orballo (lluvia muy fina) a causa de la niebla que estaba cayendo. Eso sí, al comenzar la Rapa el tiempo cambió e incluso por la tarde lució el sol.

Al rato de haber entrado, sobre las doce y poco, oímos el ruido de los caballos al trote. De repente, entre la gente y los puestos de la fiesta del exterior aparecieron varios grupos de caballos que fueron dirigidos hasta el interior del curro.

Una mezcla de emociones contradictorias venían a nuestra mente a cada instante mientras los caballos entraban al curro. No sabíamos si eran emociones positivas o negativas. Temor, alegría, pena … son emociones que iban brotando y luchaban entre sí.

Lo que en principio era temor y pena por las bestas, con el tiempo fue desapareciendo para comprobar que no había tanta violencia como nos habíamos imaginado.

rapa-das-bestas-sabucedo-19

Daba comienzo la rapa, pero antes los más pequeños de la aldea empezaron a elegir y separar a los bichos (potrillos) para meterlos en unas cuadras que hay dentro del curro. El objetivo es que estos potros no sufran daño durante la Rapa y también poder ser rapados y curados en la propia cuadra.

Rapa das Bestas de Sabucedo

Rapa das Bestas de Sabucedo

Una vez separados, comenzaba la Rapa de los adultos. En directo la Rapa no es tan agresiva ni violenta como puede parecer en fotos o vídeos. Para nada hay violencia, pero si fuerza. Fuerza necesaria para reducir al caballo y poder cortar sus crines y desparasitarlos. Y más que fuerza, destreza, técnica y maña es lo necesario para hacerlo bien y no acabar heridos tanto los aloitadores como las bestas (caballos).

rapa-das-bestas-sabucedo-23

rapa-das-bestas-sabucedo-4

Para dominar a una “besta”se precisa de 3 aloitadores. Uno de ellos salta sobre ella para abrazar y rodear con sus brazos la cabeza, con el objetivo de reducirla y tranquilizarla. Mientras, un compañero la agarra por el cuello y otro por el rabo. Si tienen éxito, tratarán de tumbar al animal en la arena y que los encargados de rapar y desparasitar a la besta lo hagan cómodamente. En otras ocasiones pueden o deben hacerlo con la besta de pie.

rapa-das-bestas-sabucedo-8

rapa-das-bestas-sabucedo-10

rapa-das-bestas-sabucedo-11

rapa-das-bestas-sabucedo-12

rapa-das-bestas-sabucedo-13

rapa-das-bestas-sabucedo-14

rapa-das-bestas-sabucedo-15

rapa-das-bestas-sabucedo-16

rapa-das-bestas-sabucedo-17

rapa-das-bestas-sabucedo-18
rapa-das-bestas-sabucedo-20

rapa-das-bestas-sabucedo-21

rapa-das-bestas-sabucedo-22

Si os fijáis en las fotos, varios aloitadores portan tijeras de gran tamaño y grandes jeringuillas. Otros portan grandes cestos para recoger las crines. Desconocemos para que se recogen, la verdad.

Una hora y media después acababa la Rapa. Tocaba ir hasta el Teleclub a tomar unas cervezas y disfrutar de la música de una peculiar charanga, Os Festicultoresque animaron la jornada

Para comer nos iríamos hasta la casa particular de la familia Cabada, que había preparado una carpa y una gran comida para sus invitados. Navajas, cabrito a la parrilla, carne ó caldeiro… serían nuestro gran menú. Tan bien nos encontramos con la familia Cabada que se pasó rápidamente la tarde.

Antes de irnos, decidimos subir al monte del recinto cerrado donde guardan los caballos entre Rapa y Rapa para verlos más tranquilamente. Y justo se encontraban así, muy muy tranquilos.

rapa-das-bestas-sabucedo-recinto

Nuestras conclusiones

rapa-das-bestas-sabucedo-curro_23

Hay una cosa que está clara. Los caballos necesitan que les corten las crines y ser desparasitados. Si no les cortasen las crines, podrían engancharse en la maleza de los bosques e incluso ser enganchados más fácilmente en un ataque de lobos.

Por otro lado, seguro que al ver mis imágenes o las que hayas visto previamente, has pensado en que es un evento con mucha agresividad y violencia. He de decir, que si lo ves en persona, esa violencia no es tal. Las fotos transmiten más agresividad de la que en realidad existe.

La mayoría de los aloitadores tienen que emplearse con fuerza para poder reducir a los caballos y así poder ser tratados. Pero en general es más destreza y maña que fuerza.

Y al contrario que en otras rapas, en Sabucedo no se usan palos ni otros elementos para golpear a los caballos, todo se hace a base de fuerza y habilidad proporcionada por la experiencia de los aloitadores.

Con respecto al estrés de los caballos a los que muchos aluden para rechazar la Rapa, lo hay. No vamos a ser ingenuos y pensar que no lo hay estrés. Pero lo mismo con lo de la violencia. Parece mucho más de lo que en realidad hay.

Durante la jornada pudimos comprender que las gentes de Sabucedo sienten orgullo y amor por su “bestas” y para nada quieren que estás sufran más de lo necesario. Para ellos es un orgullo y quieren que esta celebración perdure durante muchos más años.

No vamos a negar que no estamos muy de acuerdo con los espectáculos con animales. Por eso nuestra opinión es contradictoria con respecto a la Rapa. No hay violencia, no es agresivo, hay mucho amor por los caballos… pero tampoco podemos negar que los animales no se estresan.

Asistir a la Rapa das Bestas

Si quieres ir a la Rapa, reserva en tu agenda el primer fin de semana de Julio. Debes comprar previamente la entrada en la web de la Rapa. Ojo que se agotan pronto, así que no lo dejes para el último momento.

Si quieres estar cerca de la arena del curro, acércate un par de horas antes del inicio y ten paciencia para hacer cola. No son asientos reservados, así que vete temprano a coger sitio.

Las entradas en 2017 costaban 10€ para los adultos y 5€ para los niños de 6 a 12 años. Los menores de 6 años entran gratis.

EXTRA: La Familia Cabada.

rapa-das-bestas-sabucedo-casa_cabada

Una de las mejores cosas que nos llevamos de la fiesta es la gente del lugar. Sobre todo la familia Cabada. Nos acogieron en su casa como unos más de su familia. Allí estábamos comiendo el domingo, entre su gente y amigos. La familia Cabada son unos de los embajadores y precursores de la fiesta. De hecho, Manuel Cabada ha escrito un libro sobre la Rapa y Anxo Cabada (anxocabada.com) es por así decirlo el fotógrafo oficial de la Rapa.

 

MAPA DE SITUACIÓN

 

Leer Más
FiestasGalicia

Noche de las Pepitas. Descubriendo las Rondallas en Ferrol

9_ferrol_noite_pepitas

He de reconocer, que a pesar de vivir relativamente cerca de Ferrol  y haber estado bastantes veces por Ferrolterra, no conocía la existencia de la fiesta de la Noche de las Pepitas (Noite das Pepitas). Así que nos fuimos hasta Ferrol a descubrirla.

Si iba a ir a conocer esta fiesta, tenía que informarme un poco….

Investigando

Empecé googleando un poco sobre la fiesta, una búsqueda que me llevó directamente a un nuevo término en mi vocabulario: Rondalla. Vale, perfecto… pero he de reconocer que no sabía mucho sobre las Rondallas. El nombre se me hacía familiar, pero poco más… La primera foto que encontré sobre las rondallas me mostró algo similar a una tuna. Ok, entonces, ¿ésto va de tunas? ¿o no?

¿Qué es una Rondalla?

La Rondalla es una costumbre popular que deriva de “El canto de ronda” o “ronda”. Se trata de un grupo de músicos, sobre todo hombres (algo que está cambiando afortunadamente) que cantan y tocan todo tipo de instrumentos, sobre todo instrumentos de cuerda como mandolinas, guitarras, bandurrias, violines, laúdes, flautas, violoncelos…  y por supuesto,  panderetas.

A pesar de pasar una época en la que casi desaparecieron, las Rondallas han sobrevivido y empiezan a resurgir de nuevo. Decir que las murgas, las comparsas o incluso las tunas, son tipos de grupos que han derivado de las rondallas clásicas, guardando aún muchas similitudes.

El objetivo de estas rondallas eran varios, como amenizar las fiestas patronales y romerías populares o el cortejo de alguna mujer, es decir, rondarlas. Hoy su función es más festiva y de ocio, formadas por grupos de amigos que buscan pasárselo bien y disfrutar de su amor por la música.

Rondallas en Ferrol. Un poco de historia.

En Ferrol, según he podido leer, las primeras rondallas aparecen gracias a los trabajadores de los astilleros, que cantaban en bares, tabernas y fiestas de la ciudad.

Es precisamente por los astilleros que la famosa Noche de las Pepitas se celebra la noche del 18 de Marzo. Y es que San José es la principal festividad de los astilleros, por eso los trabajadores del naval salían de “fiesta rachada” la noche previa por las calles ferrolanas.

Los rondallistas cuentan con su propia vestimenta, formada principalmente por la capa, la camisa, el lazo, la bufanda y las cintas con escarapelas.  Además, a cada rondalla la identifican unos elementos comunes, como el color y una “bandera” propia, que suele portarla un miembro que encabeza el grupo.

Rondalla Mugardesa
Rondalla Mugardesa

La Noche de las Pepitas.  

Esta fiesta, dónde la música y las mujeres son el centro de la fiesta, se celebra la tarde-noche del 18 de marzo, víspera de San José. Es un día grande en Ferrol,  un día dedicado en exclusiva a homenajear a la mujer ferrolana.

La realidad es que esta popular fiesta tuvo sus horas bajas hasta hace mucho poco, pero los ferrolanos han decidido recuperarla en estos últimos años. Y de he remarcar, que viendo la expectación en la ciudad, sobre todo al llegar la noche, indica que tendrán éxito.

Y es que la Noche de las Pepitas cuenta con más de 120 años de historia, y se ha convertido en todo un emblema de la ciudad. Por esa razón, desde septiembre de 2013 está Declarada Fiesta de Interés Turístico de Galicia.

En esta edición del 2017 participaron 8 rondallas, todas de Ferrolterra:   Sonidos del Alba (Ferrol), Bohemios (Ferrol), Añoranzas (Ferrol) y Rondalla do Club de Campo (Ferrol), Lucero del Alba (Neda), Rondalla Mugardesa (Mugardos), Trovadores de Ares (Ares) y Rondalla de Cariño (Cariño).

Cada Rondalla cuenta con su propio cancionero para esa noche, en la que no faltan habaneras, pasacalles y vals .  La letra de cada canción que interpretarán aparece en el pañuelo,  un elegante folleto en papel que entregan a la gente para que puedan acompañar a las rondallas en sus cantos.

Nuestra noche de las Pepitas.

Esta fiesta se desarrolla por la tarde-noche, pero como queríamos aprovechar un poco el día por Ferrol, nos acercamos al Museo de Historia Natural de Ferrol (me gustó tanto que en breve le dedicaré un artículo) y a recorrer el Barrio de Canido buscando sus famosas Meninas, una expresión de arte urbano que bien merece la pena descubrir (también merece un artículo). Para completar una mañana muy enriquecedora, tocó visita al Parador de Ferrol para disfrutar de un excelente menú.

Aunque la parte más popular de la fiesta comienza a eso de las 18:00 por las calles de la ciudad, en el precioso y acogedor Teatro Jofre se celebra a las 17:00 el acto inaugural de la fiesta.  Ya que estábamos por allí, no quería perdernos este acto y de paso conocer este pequeño pero muy coqueto teatro.

Teatro Jofre. Ferrol.
El Teatro Jofre.
Teatro Jofre Ferrol
Techo del Teatro Jofre.
Parte institucional Noche de las Pepitas. Teatro Jofre.
Parte institucional Noche de las Pepitas.

Después de la parte más institucional y de los homenajes al músico Xosé Luis Blanco y  madrinas de este año, tocaba oír por primera vez a las Rondallas, en este caso a la Rondalla Añoranzas de Ferrol.

Rondalla Añoranzas. Teatro Jofre Ferrol.
Rondalla Añoranzas en el Teatro Jofre.

Eran ya casi las 18:00 cuando salimos del teatro para comenzar las Rondallas por las calles de la ciudad. Desde allí mismo, frente al Teatro, empezaron a partir las rondallas escalonadamente para hacer la ruta que les llevaría por las calles Concepción Arenal, Real, Lugo, Galiano, Dolores, Plaza de Amboage y de nuevo Real, para acabar junto al Casino de Ferrol.

Rondalla Añoranzas. Noche de las Pepitas Ferrol.
Rondalla Añoranzas por las calles de Ferrol.
Rondalla Añoranzas. Noche de las Pepitas Ferrol.
Rondalla Añoranzas.
Rondalla Mugardesa. Noche de las Pepitas Ferrol.
Rondalla Mugardesa.
Rondalla Trovadores de Ares. Noche de las Pepitas Ferrol.
Rondalla Trovadores de Ares.
Rondalla Trovadores de Ares. Noche de las Pepitas Ferrol.
Rondalla Trovadores de Ares

Según pasábamos por las calles, acompañando a las rondallas, pudimos descubrir como Ferrol y los ferrolanos disfrutan con esta celebración, muchos de los cuales cogían los pañuelos que iban repartiendo algunos miembros de cada rondalla. Desde algunas ventanas y negocios las mujeres ofrecían  bombones y dulces a las rondallas que les dedicaban alguna canción.

Rondalla Club de Campo de Ferrol.
Rondalla Club de Campo de Ferrol.
Una mujer ofrece bombones a la Rondalla Club de Campo. Noche de las Pepitas.
Una mujer ofrece bombones a la Rondalla Club de Campo.

Según pasaba la tarde el ambiente en las calles de Ferrol se fue caldeando, y a eso de las 20:00h las calles aledañas a la Plaza de Amboage estaban ya a rebosar de gente.

Otra tradición en la noche de las Pepitas es agasajar a las mujeres con bicos, los conocidos como “Bico das Pepitas”,  unos dulces de naranja y chocolate  en forma de corazón. En varias cafeterías y negocios de la ciudad siguen manteniendo esta tradición y “ofrecen” los bicos a las mujeres.

Bico das Pepitas
Bico das Pepitas

Cuando llegamos a la carpa instalada en la Plaza de Amboage allí no cabía un alma. Incluso fuera de la carpa, disfrutando de la música, se arremolinaban centenares de personas. Si hubiesen preparado un espacio lo doble de grande, se hubiese llenado. Eso dice mucho de cómo los ferrolanos se vuelcan en esta noche de las Pepitas.

Rondalla Sonidos del Alba de Ferrol. Noche de las Pepitas Ferrol.
Rondalla Sonidos del Alba de Ferrol actuando en la Plaza de Amboage.
Rondalla Club de Campo de Ferrol. Noche de las Pepitas Ferrol.
Rondalla Club de Campo de Ferrol actuando en la Plaza de Amboage.

Noche de las Pepitas Ferrol. Plaza de Amboage.

Bohemios (Ferrol). Noche de las Pepitas.
Rondalla Bohemios (Ferrol) preparándose para actuar en la Plaza de Amboage.
Rondalla Bohemios (Ferrol). Noche de las Pepitas Ferrol.
La Rondalla Bohemios (Ferrol) en plena actuación.

A lo largo de la noche iban subiendo al escenario una a una todas las rondallas en un ambiente festivo que revitalizaba la noche de Ferrol. Pero la noche no acababa aquí, una vez acabado este acto en la plaza, las diferentes rondallas continuaron sus particulares rutas hasta diferentes bares y locales de Ferrol, como el célebre Casino. Empezaba la fiesta más personal de cada rondalla, rodeados de los suyos y de quién quisiera acompañarlos.

Noche de las Pepitas Ferrol.

Según me contó algún miembro de alguna rondalla, la tradición es acabar la noche acompañando a la madrina hasta el portal de su casa. Una vez allí, le cantan una última canción para que la madrina se vaya “feliz” a descansar.

Porque no olvidemos que la noche de las pepitas es un homenaje a las mujeres, pero sobre todo para las “madrinas” de cada Rondalla.

*Agradecimientos a Turismo de Ferrol por hacernos partícipes de esta fiesta popular.

Leer Más
Inline

Si te gusta Demiku, danos un like ;D