close
Londres

Un paseo entre dinosaurios por el Museo de Historia Natural de Londres

Probablemente el museo más famoso de Londres y más visitado sea el Museo Británico, pero si tenemos que hablar de gustos personales, yo me quedo sin dudarlo con el Museo de Ciencias Naturales (The Natural History Museum).

Hay varias cosas que comparten ambos: su grandiosidad, sus espectaculares colecciones, que son visitas ineludibles en una escapada a Londres y que son gratis.

Este museo es muy amplio y os llevará unas horas recorrerlo. Os recomiendo comprar un mapa para recorrerlo, es sólo 1 libra, aunque puedes descargarlo gratis de su web.

MI VISITA (Mayo 2014)

museo-historia-natural-Londres-fachada

Nunca antes había visitado este museo a pesar de haber estado varias veces en Londres, por lo que le tenía muchas ganas. Entramos alrededor de las 3, lo que fue un gran error, porque el museo cierra a las 17:50 y esas menos de 3 horas no te dan tiempo a recorrerlo. es inmenso. Y creedme, os echarán sin compasión 15 minutos antes del cierre.

Nada más llegar a la zona, te sorprende el edificio, es inmenso y hermoso, si hasta sólo por verlo por fuera hubiese valido la pena acercarse. Nos dirigimos a una de las entradas, la que queda frente al Victoria anda Albert Museum, por lo que no entramos por la principal. Ah, es curioso, no tuvimos colas de ningún tipo por esta entrada, y no sé sí era así por la principal, pero en internet he leído que las colas en cualquier época del año son importantes.

Empezamos la visita por  la zona roja (que es por dónde accedimos al museo), dedicada a la Tierra, recorriendo salas con exposiciones de rocas y piedras preciosas, explicaciones y vídeos de todo tipo de cosas relacionadas con volcanes, terremotos… Destacar La fuerza interna (The Power Within), una experiencia interactiva que pretende mostrar las causas por las cuáles se producen los volcanes y terremotos. Incluso puedes entrar en una sala que es una réplica de una tienda en Kobe (Japón), y  donde simulan como vivirías un terremoto. Impresiona bastante, la verdad, como se mueve el suelo y todo da vueltas, además del ruido.

También las ropas y utensilios que usan los vulcanólogos me llamaron mucho la atención. Incluso tienen allí algunos de los famosos cuerpos recubiertos de ceniza volcánica de Pompeya.

Una vez visitada esta zona roja, nos dirigimos a la zona Verde, donde pudimos ver todo tipo de fósiles de reptiles marinos, animales disecados como un Tilacín (lobo o tigre de Tasmania) y un largo etcétera.

Pero lo mejor estaba por llegar, el gran hall con el esqueleto de dinosaurio presidiendo, el famoso Dippy. Es una réplica de yeso, pero es digna de ver, además el salón es precioso.

Si subimos a la parte superior, nos encontraremos con una escultura de Charles Darwin en el primer descansillo. En uno de los laterales nos encontramos con el esqueleto de un Glyptodon y en  la parte superior del salón podréis admirar un corte gigante de una secuoya de 1300 años. Lo más fascinante es que han marcado en sus anillos hechos históricos relevantes.

Fuimos pasando luego por varias salas, no recuerdo el orden, pero en una por ejemplo vimos un cráneo de Neardenthal y en otra un Celacanto El Celacanto es un pez prehistórico que se creía extinto, hasta que en 1938 un ejemplar vivo fue pescado en la costa oriental de Sudáfrica. El que ellos exponen, fue pescado en 1960 en el Índico.

También pudimos ver una auténtica roca lunar, una porción de una roca del valle de la luna Taurus-Littrow.

Pero lo que más me impresionó fue ver la zona de los dinosaurios, con muchos esqueletos de los mismos y réplicas a tamaño real. Esta sala debes visitarla siguiendo un recorrido que te va mostrando varios esqueletos y partes de los dinosaurios, como el del Triceratops , y al final hay una réplica robotizada de un Tyranosaurios Rex que impresiona mucho. Parece hasta real, con esa mirada penetrante y esos movimientos que parecen seguirte.

Justo cuando nos dirigíamos de nuevo a la zona azul, a ver la zona de los mamíferos y ballena azul, apareció el personal del museo y nos dirigieron a todos a las salidas del museo. Una pena no haber podido visitarlo por entero, pero quedará para otra vez, estoy seguro.

UN POCO DE HISTORIA

El museo fue construido entre los años 1873 y 1880 para albergar la colección de esqueletos, plantas y fósiles que pertenecían al propio Museo Británico. Alfred Waterhouse fue el impulsor de la creación de este gran museo. En 1986 se incorporó el Museo geológico, formando ya el nuevo museo y denominarse como «The Natural History Museum».

LA COLECCIÓN Y LAS «JOYAS DEL MUSEO»

Como en todos los museos del mundo, hay una cuantas piezas que se denominan las «joyas», eso que debemos ver sí o sí en una visita, esas piezas que si vas con poco tiempo son las únicas que buscas y luego te vas…

Y es que el museo cuenta con una inmensa colección, nada más y nada menos que más de 70 millones de especímenes y objetos. Entre ellas, los auténticos especímenes reunidos por el propio Charles Darwin.

La joyas principales son:

  • El Hall principal
  • Dippy, el diplodocus que preside el Hall. Es impresionante aunque es una réplica en yeso.
  • Corte de un tronco de una Secuoya de más de 1300 años,  en el Hall Central (piso superior).
  • Esqueleto fósil de un Stegosaurus.
  • Celacanto, un auténtico pez prehistórico.
  • Las salas de minerales y piedras preciosas.

ZONAS DEL MUSEO

mapa-museo-ciencias-naturales-londres

Con el fin de agrupar los elementos que componen el museo, se organizó en cuatro zonas, cada uno con un color representativo:

  • Roja: Esta zona se centra en la Tierra y en la geología, con una exposición de fósiles, minerales y roca totalmente abrumador.
  • Verde: La vida, el planeta, medioambiente y la evolución. Podrás admirar minerales, fósiles de reptiles marinos, pájaros, la Secuoya gigante, el Hall principal…
  • Azul: Sobre la vida en el planeta y los diferentes especies animales que a han poblado o la pueblan. Aquí encontrarás dinosaurios, mamíferos, peces, anfibios y reptiles.
  • Naranja:  Dónde se encuentra el Centro Darwin, el sector Cocoon y un Jardín del Edén (de abril hasta octubre).

DATOS:

  • Situación: Calle Cromwell Road, junto al museo Victoria & Albert Hall.
  • Precio: Gratis
  • Horario: 10.00 a 17.50 horas
  • Fechas cerrado: Días 24, 25 y 26 de diciembre.
  • Transporte público:
    • Metro: líneas District, Circle y Piccadilly bajar en la estación South Kensington
    • Autobús: Líneas 14, 49, 70, 74, 345, 360, 414, 430 y C1.
  • Web oficialnhm.ac.uk
  • APP: El museo cuenta con una app y wifi gratis, por lo que podrás descubrir y recorrer el museo con esa app en tu móvil o tablet.

MÁS FOTOS

Os dejo con más fotos de mi última visita.

museo-historia-natural-Londres-traje-volcanes
museo-historia-natural-Londres-pompeya
museo-historia-natural-Londres-terremoto-kobe-japon
museo-historia-natural-Londres (5) museo-historia-natural-Londres (11) museo-historia-natural-Londres-Celacanto museo-historia-natural-Londres-dippy-dinosaurio-1 museo-historia-natural-Londres-hall museo-historia-natural-Londres-hall-dinosaurio museo-historia-natural-Londres-Neardenthal  museo-historia-natural-Londres-roca-lunar-piedra-luna museo-historia-natural-Londres-secuoya museo-historia-natural-Londres-Tilacin-lobo-tigre-tasmania museo-historia-natural-Londres-triceratops museo-historia-natural-Londres-triceratops-1
museo-historia-natural-Londres-tiranosaurio-rex

Tags : LondresMuseos
demiku

El autor demiku

Blog de viajes en pareja, donde Miki y Rosi cuentan sus viajes y escapadas.

2 Comentarios

Deja un comentario, nos haría tanta ilusión :)