close
GaliciaTurismo Rural

Una escapada rural por Trives y Manzaneda en Pazo Barbeiron

Últimamente vivo en un continuo estrés, no me llegan las horas del día y me cuesta relajarme mucho. Apenas puedo desconectar. Así que cuando nos surgió la oportunidad de hacer una escapadita de fin de semana a un pazo rural perdido en medio de la naturaleza, no lo dudamos. #Pazoterapia y#TurismoRural  era lo que necesitabamos con urgencia.

El viernes, después de comer, salimos de Coruña hacía las Terras de Trives. Pazo Barbeirón se encuentra en medio de la naturaleza, a medio camino de A Pobra de Trives y el pueblo de Manzaneda, y a pocos km de la Estación Invernal. La ruta que tomamos no era para nada la más rápida, por los Cañones del Sil, pero si la más bella y con grandes paisajes. Rutear un poco por  los carreteras por la Ribeira Sacra siempre merece la pena.

0-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron

A media tarde ya estábamos por Trives, disfrutando de los paisajes que esta zona ofrece. A ratos llovía, a ratos salía el sol, algo que conseguía que viésemos muchos arcoíris. Nada más llegar al pazo y dejar las maletas en la preciosa habitación que nos tenían preparada, Martiño nos hizo de guía por las estancias del Pazo, contándonos un poco de la interesante historia del mismo (que podéis leer en su web).

1-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron 2-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron (32)

Una de las singularidades del pazo son los nombres de las habitaciones, para las cuales usan nombres de intelectuales gallegos. A cada una se le asignó un nombre por algún tipo de conexión, que Martiño nos explicó con detalle. Neira Vilas, Valle Inclán, Emilia Pardo Bazán … son algunos de los nombres de las habitaciones. Pero lo que a mi realmente me tenía fascinado era la piedra de cantería de las paredes y muros. Sin olvidarnos de las maderas antiguas que hay en puertas y suelos de los pisos superiores. Y es que tanto estos elementos como la decoración (sin caer en una decoración recargada típica de muchos alojamientos rurales) hacen del pazo un lugar muy acogedor. Como pasa muchas veces, las (mis) fotos no saben transmitir está calidez.

2-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron (34) 3-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron5-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron

Después de la visita guiada por el Pazo y de una agradable charla, pasamos al comedor para disfrutar de la cena.  Una cena en la que compartiríamos mesa con ellos, ya que según nos contaron Raquel y Martiño, su idea de gestión del establecimiento es similar a las de las Chambres d’Hôtes francesas, dónde se cuida hasta el último detalle en un ambiente familiar entre los propietarios y los huéspedes. Su idea es que los huéspedes compartan mesa y sobremesa entre ellos, con el objetivo de entablar charlas y compartir vivencias.

Después de una gran cena (con una crema de calabaza y una berenjena rellena) nos fuimos a disfrutar de la sobremesa en la galería solariega del pazo. Allí, con café y una copa de Oporto, se nos hizo de madrugada mientras charlábamos agradablemente.

pazo-barbeiron-cena

SÁBADO

Esa noche dormimos del tirón, sin ruido de ningún tipo salvo el canto de los pájaros al amanecer. El día amanecía lluvioso, pero nos terminaría por dar una tregua e incluso salir el sol.

2-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron-(36)
2-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron-(11)
2-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron-(14)
2-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron-(16)
2-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron-(17)

Tocaba desayunar, y como no, no podía faltar en el desayuno uno de los dulces más tradicionales de la zona, la Bica de Trives. Acompañada de un zumo natural y un buen café caliente, sabía a gloria.

2-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron-(8)

Estábamos desayunando y charlando animadamente cuando de repente empezamos a oír un “toc toc toc” en la ventana. Al girarnos, allí estaba ¡¡¡una abubilla golpeando la ventana!!!. Y es que según nos contó Martiño, una pareja de abubillas son unos visitantes habituales del Pazo y suelen golpear las ventanas por las mañanas. ¡Qué alucinante!

7-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron

Pero no se acabarían ahí las sorpresas de esa mañana. Martiño nos había contado que el Pazo contaba con una extensa finca … y tan extensa!!! Resulta que la finca cuenta con 42 hectáreas de terreno, dónde hay una granja de vacas, prados, tierras de labradío e incluso soutos (bosques de castaños). Todo ello es visitable por los huéspedes del pazo.

La famosa calzada romana Vía Nova, que unía Braga con Astorga, también atraviesa las fincas del pazo. Para poder ver la finca, hay una pequeña ruta de senderismo que la atraviesa y que nos llevará hasta una cascada. Como dejó de llover e incluso salió el sol, decidimos dar un paseo por la finca y acercarnos a la cascada.  Martiño y Deltona, la simpática y cariñosa perra del pazo, hicieron de guías. Deltona es una exploradora nata, y de sus exploraciones por el lugar regresó unos días antes con una pequeña herida, de ahí a que llevase ese collar isabelino.

La verdad, es que cuando me hablaron de la cascada, pensé en una cosa pequeña, un salto de agua de uno o dos metros. Pero al llegar allí, nos quedamos realmente sorprendidos de su tamaño. Como estaba todo mojado y el agua bajaba con mucha fuerza, no pudimos acercarnos bien a su base y sacar unas fotos decentes.  Esta cascada se nutre de agua del deshielo que baja de Cabeza de Manzaneda, por lo que en invierno lleva mucha agua que baja con gran fuerza.

2-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron-(38)
2-Turismo-Rural-Trives-Manzaneda-Pazo-Barbeiron-(41)
Cascada Trives, Ourense

Os dejo un vídeo de la cascada:

Después del agradable paseo mañanero y tomar algo en la solaina del pazo, tocaba comer. Para ello, atendiendo a las recomendaciones de Raquel y Martiño, nos acercamos a Trives a comer. Nos habían recomendado un restaurante dónde se comía bien, pero no nos hablaron de la cantidad de platos para elegir en el menú: unos 15 primeros y 15 segundos. Fue realmente difícil elegir entre tanta variedad de platos apetecibles.

Después de una gran comida y con el estomago bien lleno, sólo teníamos ganas de ir de vuelta al pazo a tomar una siesta, pero como no llovía, terminamos por decantarnos por hacer un poco de turisteo por la zona. Así que cogimos el coche y nos dirigimos a la Estación de Montaña de Manzaneda, a unos 15km de Trives.

Subida a Manzaneda

La zona de la Estación estaba desierta, con un aspecto un poco desolador y tampoco había nieve. Parecía todo medio abandonado (aunque no lo está) y apenas una docena de coches desperdigados. Dimos un pequeño paseo y pudimos ver un poco con tristeza el estado un poco decadente de los apartamentos y alojamientos de la estación . Ahora entiendo porque tanta gente recurre a pequeños hoteles de Trives o Manzaneda o alojamientos rurales como Pazo Barbeirón cuando van a la nieve. Si bien las instalaciones para esquiar (telesillas, etc…) son modernas y presentan un buen estado, la zona de los edificios y de la urbanización necesita una gran mejora y lavado de cara.

No había mucho más que hacer por allí, así que decidimos probar suerte y coger la carretera que te lleva a la cima de Cabeza de Manzaneda. Recordábamos de otras veces que arriba había una explanada dónde dejar el coche y si había nieve, podríamos jugar un poco con ella. Al poco de empezar la subida apareció la nieve, primero una capa de 10 centímetros y luego ya más abundante. Lo bueno es que las quitanieves había hecho su trabajo y la carretera estaba despejada.

Nieve en Manzaneda

En la cima hacia muchísimo frío, por culpa de un fuerte viente racheado que traía algo de nieve y aguanieve. Sólo yo me atreví a bajar del coche, pero poco poco tiempo… Fue tocar la nieve y regresar al coche… ¡Qué frío y qué viento!!!

Como allá no podíamos hacer mucho más, decidimos bajar y rutear un poco por las zona y acercarnos a las Ermidas. Las vistas por estas carreteras de montaña son realmente espectaculares, con pequeños aldeas dispersos.

Soutipedre, aldea de montaña en Manzaneda, Ourense

Al poco rato ya estábamos en el estrecho valle donde se encuentra la aldea de As Ermidas, famosa por su importante Santuario. Un rincón de Galicia extraordinariamente tranquilo y bello. Teníamos la aldea casi para nosotros, apenas había nadie con lo que aparcamos el coche en la puerta misma del Santuario, sin tener que subir andando las empinadas calles.

As Ermidas, Ourense
Santuario de As Ermidas, Ourense

Visitar As Ermidas es es una visita imprescindible y muy recomendable si vas por esta zona de Ourense. Para volver al Pazo tomamos otra ruta, dirección A Rúa, para admirar desde el coche la zona de viñedos de O Bolo y acercarnos al Castillo que se yergue en una colina en medio del pueblo. Dejamos el coche en una plaza junto al castillo y dimos una vuelta, pudiendo entrar en el recinto del mismo. La verdad es que es un castillo muy pequeñito, y las estancias interiores estaban cerradas, así que no había mucho que ver salvo las vistas.

Castillo de O Bolo, Ourense

Ya eran las 8 de la tarde cuando salimos dirección al Pazo. Por el camino pasamos por el Puente Romano del Río Bebei, junto al cuál pudimos ver los miliarios romanos. Este puente por el que discurría la Vía Nova, es uno de los puentes romanos mejor conservados de España.

Luego de una agradable ducha y de unas fotos del exterior del pazo anocheciendo, tocaba la cena. De nuevo una cena deliciosa con una apetitosa lasaña y un bizcocho de castañas, que acabamos con el café y Oporto de rigor en la solaina del Pazo.

 

Pazo Barbeiron, anocheciendo  Cena en Pazo Barbeirón

DOMINGO

El domingo amanecía nublado pero no amenazaba lluvia. Que gusto da levantarse y ver un paisaje así por la ventana, escuchando el canto de todo tipo de pájaros. Es 100% naturaleza.  Y claro, al desayuno volvieron a saludarnos de nuevo nuestras nuevas amigas las abubillas.

Con mucha pena por tener que dejar el Pazo y a nuestros nuevos amigos, tocaba regresar a casa. Eso sí, antes tocaba visitar A Mata, una aldea a 25 minutos del Pazo, donde se encuentra S.A.T Alfer. Esta explotación agrícola que se puede visitar, cuenta con bodega, Museo Etnográfico privado y una quesería tradicional.

De camino paramos a visitar Manzaneda (con un pequeño casco histórico y las ruinas de una castillo) y el Souto de Rozabales, dónde se encuentra el Castaño de Pombariños. Este imponente castaño cuyo tronco mide más de 13 metros de diámetro, es el más antiguo de Galicia, y según consta en la placa que hay junto al mismo, tiene más de 1000 años. Fijaos en las fotos en el tamaño del tronco.

Castaño de Pombariños

S.A.T Alfer es una gran finca en cuyo interior se encuentra la aldea de A Mata. Es decir, A Mata es la explotación, son las casas e instalaciones de los dueños. Se sitúa en un enclave privilegiado, en una colina desde la que se divisa casi toda la comarca, el río Bibei e incluso el Pazo y Cabeza de Manzaneda. En la parte superior de la colina, los prados para las vacas. Y en las empinadas laderas, los bancales con los viñedos de la explotación.

Mirador A Mata sobre el Rio Bibei
S.A.T Alfer Bodega A Mata
Museo Etnográfico en Bodega A Mata
Bodega Ladeira da Mata
Quesería A Mata, Manzaneda

El día anterior habíamos llamado (gracias a Martiño) para hacer una visita guiada. Allí nos esperaba la propietaria, que nos llevó primero a un espectacular mirador, dónde nos explicó un poco de la historia de la bodega y de los viñedos.  La filosofía de esta bodega y quesería es elaborar un producto natural y sin uso de pesticidas ni nada por el estilo. Es decir, elaborar productos naturales y sanos.  Después, nos acercamos hasta la bodega propiamente dicha, situada bajo la casa y excavada en la piedra, literalmente. También pudimos ver el pequeño museo etnográfico que han creado, con elementos muy antiguos y tradicionales, muchos de ellos de la propia finca. La verdad es que tiene poco, pero lo que hay es digno de ver: barricas antiguas, prensas, arados…. Todo lo que se usaba antiguamente en explotaciones agrícolas y vitivinícolas. Muy interesante, la verdad.

Fue una visita muy agradable, lejos de las visitas guiadas e impersonales de las grandes bodegas. La visita es gratuita y obviamente nos trajimos unas botellas de su vino Ladeira da Mata y un queso para casa. Por cierto, a pesar de estar cerca de Valdeorras (las laderas de enfrente son de esa D.O.), esta zona pertenece a la D.O. Ribeira Sacra.

REGRESO Y PARADA EN LA RIBEIRA SACRA

Cuando acabamos la visita tocó regresar a casa, pero antes haríamos otra parada en la Ribeira Sacra. Allí también paramos a comer en un sitio que nos recomendaron en Pazo Barbeirón, Casa Lelo, en A Teixeira. De primero pulpo para dos y de segundo Caldeirada de Carne y Merluza a la Gallega. Somos de buen comer, que le vamos a hacer jajaja. Decir que la comida era tan abundante que el segundo plato no era un plato, sino una bandeja. A pesar del tamaño y de lo que uno se espera cuando son tan abundantes, estaban muy buenas. Con razón había tanta gente allí e incluso buses. Recomendable 100%.

Después de esta copiosa y deliciosa comida, nos acercamos a las famosas Pasarelas de Río Mao. Éstas pasarelas de madera sobre el río son uno de los atractivos turísticos de la Ribeira Sacra.  Merece mucho la pena pasear por ellas, ya que aunque la ruta de senderismo es de varios kilómetros, las zona de pasarelas es poco más de 1,5 km (ida y vuelta), ideal para estirar un poco las piernas.

Pasarelas del Rio Mao, en la Ribeira Sacra (Ourense)
Pasarelas del Rio Mao, en la Ribeira Sacra (Ourense)
Pasarelas del Rio Mao, en la Ribeira Sacra (Ourense)

Aún hicimos otra parada antes de regresar a casa, esta vez en un Mirador sobre el Cañon del Sil, el Mirador Pena do Castelo. Luego ya tocó regresar a casa, con gran tristeza.

Mirador Pena do Castelo, Doade, Ribeira Sacra

CONCLUSIONES

Si lo que necesitáis es hacer una escapada rural en un pazo con encanto, rodeado de naturaleza y con un trato familiar, Pazo Barbeirón es una excelente opción.  Además, si queréis conocer Trives y Manzaneda, los paisajes de montaña de esta comarca o incluso practicar algún deporte en la estación, el Pazo cuenta con una situación estratégica ideal.

Otra visita que podéis hacer desde aquí es los Cañones del Sil de la Ribeira Sacra, en 20 minutos estarás ya disfrutando de las serpenteantes carreteras entre los viñedos.

Lo único malo de este finde fue volver a la rutina, estábamos tan desconectados y aislados del mundo, que dió mucha pena regresar. Habrá que volver pronto!!!

La web del Pazo es www.pazobarbeiron.com por si queréis echarle un vistazo.Y por cierto, no os perdáis este vídeo que subieron a su instagram dónde grabaron a las abubillas.

INFO ÚTIL:

  • En el Pazo os ofrecen servicios de desayuno y cena, así como servicio de bar para los huéspedes. Para comer hay varias opciones por la zona, como Trives o Manzaneda.
  • El Pazo se encuentra rodeado de naturaleza, pero a pocos kilómetros están Trives o Manzaneda, donde encontraréis casi de todo (farmacia, restauantes, bares, supermercado, banco y cajeros…)
  • En el Pazo disponéis de wifi gratis, aunque va un poco lenta os será suficiente para navegar y consultar redes sociales. Eso sí, estarás tan relajado que te olvidarás de internet y del mundo.
  • En las habitaciones hay televisión, pero no llegamos ni a encenderla, no son necesarias.
  • No hay forma de llegar en transporte público al pazo, tendréis que llegar en vuestro propio vehículo.
  • Podéis pasear por las fincas de pazo y acercarse a la cascada. Incluso cuenta con una pequeña granja donde podréis aprender un poco de la vida en el campo. Ideal para urbanitas y niños ;D.
  • Ojo con Daltona, es un amor de perra, cariñosa y juguetona. Y eso que nosotros la pillamos enfermita.
  • Ah, también decir que es un alojamiento dog-friendly, apto para viajar con mascotas.

 

Para entender un poco más de la historia del pazo y admirar las estancias del mismo, os dejamos este video.

 

Tags : GaliciaRoadtripsturismo rural
demiku

El autor demiku

Blog de viajes en pareja, donde Miki y Rosi cuentan sus viajes y escapadas.

21 Comentarios

  1. ¡Qué preciosidad!
    El entorno es impresionante. Me reconozco enamorada de la zona de Trives y de los miles rincones que ofrece. Y vaya casa más bonita! tomo nota para hacerme una escapada de fin de semana!
    P.D. Vaya fotazas!

    1. Sabela, es una zona increíblemente bella, además si vas en invierno: nieve. Si vas en verano/otoño/primavera, pues senderismo, naturaleza…

      Muchísimas gracias por el comentario… y por lo de las fotos! jejeje

    1. La verdad es que el pazo es una maravilla, un ambiente de relax y paz. Y además ideal para pasear por la zona y conocer la montaña de Ourense.

      Gracias por pasaros por aquí, un saludo!

      PD: Tengo que lanzarme al Camino ya! Llevó diciendo esto un par de años, a ver si saco un hueco y vuelvo a hacer alguno de los caminos, que sólo hice por el francés.

  2. Que fin de semana más bien aprovechado 🙂
    No conocía el pazo y me ha gustado mucho, lo de los nombres de las habitaciones me encanta!!
    Qué pena lo que comentas de Manzaneda, de pequeña pasé un par de veranos en colonias y estaba genial. Tengo muchas ganas de volver por esa zona así que tomo buena nota de todo!
    Saludos 😉

    1. Siii, fue un finde muy aprovechado, si hubiésemos tenido más días aún tendriamso más para hacer jejeje
      El Pazo tiene ahora nueva gerencia desde hace menos de un año, lo gestionan una pareja muy agradable y con una idea de proyecto más que interesante. Por cierto, son dog friendly jejeje

      Lo de Manzaneda, me pasa algo igual a mi, yo iba con el colegio y tengo muy buenos recuerdos. Lo que es la parte del ski (telesillas, etc) está moderno, las instalaciones y accesos, un poco abandonados. O eso parecía ese día, a lo mejor volvemos con un día de nieve y lleno de gente y nos cambia la percepción.

      Maruxaina, gracias por pasarte por aquí! Un saudo!

  3. ¡Qué preciosidad! Me encanta la Galicia profunda, el turismo rural, el senderismo, la naturaleza… me ha recordado hace poquito que estuve en Fisterra y Ézaro y me quedé fascinada, es para perderse por allí meses… Muchas gracias, apuntado 🙂
    Un abrazo de la cosmopolilla

    1. Hola Patri,
      Me alegro que te haya encantado, por Galicia hay muchísimos rincones preciosos. Yo suelo pasar muchas épocas por Fisterra ya que teneos casa de veraneo allí, y hay rincones maravillosos que no salen en la guías. Aunque como siempre digo, un anochecer de verano en el Cabo Fisterra rodeado de gente de todo el mundo es espectacular. Yo no me canso de subir allí a disfrutarlo…

      Y gracias por pasarte por aquí. Saludos!

  4. Moitas grazas por falar tan ben da nosa zona, gostanme moito sobre todo as fotos. Dicirche que a estación e verdade que esta mui mal coidada, e unha pena porque fai anos viña muitisima xente de todolos lados, agora ven muita menos xente

    1. Moitas grazas polo das fotos e por pasarte polo blogue. A Estación está moi modernizada agora e dixéronme que iban poñer máis cañóns para ter moita máis neve aínda que non nevase. Os aloxamentos… mellor nos falar deles jajaja

      Un saudo!

  5. Me ha encantado el recorrido que hicisteis las rutas y el hotel rural. Así que tomo buena nota porque me pilla muy cerca y el turismo rural me vuelve loca.
    Un abrazo
    Carmen

    1. Hola Carmen,
      Muchas gracias por dejar tu comentario y nos alegramos que te haya gustado. LA zona está muy chula e interesante, sobre todo si te gusta pasear por las montañas y ver mucha naturaleza.

      Un saludo!

  6. Me da todo una envidia de muerte, pero creo que eso de despertarse con el canto de los pájaros y ni un solo ruido más… Es una maravilla 🙂 Ah, y qué simpática la bubela, ajajaja!

  7. Creo que me he enamorado de este lugar y siento unas irremediables ganas de ir a descubrirlo. ¡Menudo fotoreportaje! Me ha encantado. Sobre todo porque demuestra y luce todo el potencial por explotar que tiene Galicia en términos de turismo rural y responsable. A ver si saco tiempo para poder unirme! 🙂

  8. Me habéis dejado los dientes largos con este post. Me ha encantado ver As Ermidas de nuevo donde estuve hace muchísimos años. Y las pasarelas del río Mao las tengo pendientes #conniños. Un abrazo!

    1. Yo conocí As Ermidas por mis tiempo mozos cuando fuimos a hacer MTB por Manzaneda. Un sitio espectacular, si no hay nadie (día turístico), el silencio es brutal. Las pasarelas están chulísimas, ideales para una salida en familia. Si lleváis algo de picoteo, lo pasaréis aún mejor ;D

Deja un comentario, nos haría tanta ilusión :)

Inline

Si te gusta Demiku, danos un like ;D