close
Diarios de ViajeNuestras guíasTailandia

Día 14 en Tailandia: Despidiendo Bangkok. Compras y viaje de vuelta.

Hoy era el último día de viaje, en Bangkok y en Tailandia, antes de iniciar todo el camino de regreso.

Pufff, esto siempre es lo peor de los viajes, sobretodo de los largos, donde me gustaría poder tele-transportarme a mi casa, sin necesidad de pasar 24 horas en aviones y aeropuertos. Y es que en la ida se lleva de otra manera, por la ilusión; pero la vuelta, siempre se me hace más dura. En el día de hoy, decidimos acabarlo exactamente igual que como lo empezamos: en el mercado de fin de semana de Chatuchak.

Este artículo forma parte de la Guía y Diario de viaje a Tailandia . Puedes ver todos los capítulos en nuestra Guía de Tailandia.

De este mercado ya hemos hablado en el relato del día 1 del viaje. La gran diferencia en esta ocasión, es que hoy sí íbamos dispuestos a comprarnos muchas cosas a las que le habíamos echado el ojo durante el viaje, tanto para nosotros, como para nuestros allegados. Y es que hay tantas cosillas bonitas que se pueden traer de este país…

Flor de loto

A nosotros nos dio la sensación de ser el mercado más barato de todos en los que estuvimos en Tailandia, así que yo recomendaría “las compras” aquí. Pero claro, esto es una apreciación personal, ya que todo depende de lo bueno que uno sea regateando. Aquí los precios fijos, se llevan más bien poco.

Como ya mencioné, el mercado es uno de los más grandes del mundo, así que se podría uno pasar aquí los dos días del fin de semana y seguir sin ver todo. Un familiar nos contó que en su grupo de viaje, se perdieron unos de otros y que cuando se reencontraron horas después, todos habían visto cosas tan diferentes, que parecía que no hubieran estado en el mismo mercado.

Regalos viaje

Orientarse no es nada sencillo, a pesar de que las zonas están identificadas con unos códigos (hay algún plano como el de la foto, escondidos por el mercado). Vimos a mucha gente con unos planos del mercado (tipo los planos del metro), pero nosotros no los encontramos. Nos parecieron muy útiles. Al regreso, vimos que hasta hay una APP.

Tanto compramos, que nos olvidamos de sacar fotografías. Pero el mercado, os lo aseguro es muy chulo y de tamaño descomunal.

Plano mercado

Esta vez, al estar en la zona de Silom, fuimos en metro (Sky Train), ya que el mercado está muy bien comunicado con la zona más moderna de la ciudad. En la zona centro hay que buscar otros medios más engorrosos, como combinar barco y metro; más complejos y lentos como buses o más caros como taxis.

Volvimos a la zona del hotel exhaustos y asfixiados por el calor y paramos a comer en el ” Viet-Hue Kicthen”, un encantador restaurante vietnamita muy cercano al metro y a nuestro hotel. La verdad es que nos encantó, pero, ¿qué no está rico en este país?

Restaurante vietnamita

Utilizamos la piscina y los baños comunes del hotel para refrescarnos y ponernos algo limpio antes de iniciar la vuelta.

Esa mañana, decidimos gestionar con el hotel un servicio de traslado privado al aeropuerto. Nos costó 500 baths en total y nos pareció muy buena opción, para poder aprovechar el máximo tiempo posible en la ciudad y despreocuparnos un poco de todo. Desde esta zona se puede ir tranquilamente en taxi (sobre 400 baths) o bien en el propio Sky Train (por lo que vimos, nos saldría más o menos en 140 baths por cabeza). También hay buses y furgonetas, pero las otras nos parecen mejores opciones.

Y hasta aquí llegaba este maravilloso viaje, quizás el que más hemos disfrutado nunca. Una mezcla perfecta de cultura, espiritualidad, gastronomía, naturaleza, playas increíbles y aires urbanos. Desde luego, cada vez que me pensamos en él, se nos pone una sonrisa bobalicona en la cara.

INFO

Este artículo forma parte de la Guía y Diario de viaje a Tailandia . Puedes ver todos los capítulos en nuestra Guía de Tailandia.

 

Tags : Diariosguiastailandia
Vivi

El autor Vivi

Deja un comentario, nos haría tanta ilusión :)