close
Diarios de ViajeTailandia

Día 4 en Tailandia. Bangkok: Monte Dorado, Barrio indio y Barrio Chino, templos y buda dorado

Tocaba despedirse de Bangkok… bueno, realmente hasta dentro de 9 días, ya que volveremos al final del viaje, aunque para explorar la parte más “moderna” de la ciudad.

Este artículo forma parte de la Guía y Diario de viaje a Tailandia 2016 de Vivi. Puedes seguirla en su índice: Guía de Tailandia.

Comenzamos con un paseo hasta el Monte Dorado. Vamos caminando desde el hotel y aprovechando para ver algunos monumentos como el conmemorativo al 14 de Octubre o el de la Democracia. Las imágenes del Rey están patentes en cada esquina de la ciudad y son muy respetadas.

También pasamos por un templo muy bonito, el Wat Ratchanatdaram. Nosotros aprovechamos para visitar todos los templos que pudimos en este viaje, ya que nos gustan y atraen mucho. Coincidimos con otros viajeros que decían “ni un templo más”. Ahí ya es una cuestión de gustos y preferencias. En nuestro caso, además de los “imprescindibles”, teníamos la consigna de que si pasábamos por cerca de uno, entrábamos. Pero lo dicho, para gustos…

Bangkok Templo Wat Ratchanatdaram
Dentro del templo, además de ver muchos monjes jóvenes y estudiantes, disfrutamos de un mercado muy auténtico de amuletos budistas muy variados. Además, llegamos a primera hora, tanto que tuvimos que esperar a que abriera, así que era todo nuestro. Como siempre nos pasa en los mercados, nos olvidamos de la cámara (porque nos da “cosilla” sacar fotos a los vendedores y mercancía y porque literalmente nos olvidamos al tener tanto para donde mirar).

Antes de llegar al Monte, pasamos por varios canales y disfrutamos cotilleando un poco de la vida que discurre a su alrededor.

El Monte Dorado (10 baths / 0,27€  por subir), tiene en la cima un precioso templo y unas vistas maravillosas de la ciudad. También dispone de unos baños estupendos… ¡en algún momento teníamos que tener la típica diarrea del viajero! Pues tras varias visitas a los baños y un descansito para hidratarse, compramos los tickets.

La subida por la escalera, aunque son 300 escalones (sé que no parecen demasiados, pero con el clima de Tailandia, cualquier intento de actividad física se convierte en un gran reto), se disfruta mucho, ya que una gran parte va por sombra, rodeada de vegetación, fuentes y símbolos budistas.

Subida al Monte Dorado, Bangkok (Tailandia)

Gong en el Monte Dorado, Bangkok (Tailandia)

Allí vimos por primera vez lo que nosotros conocíamos como “los monos del Whatsap”, pero que pronto descubrimos que tienen un significado muy importante para el budismo y otras religiones. Al parecer su origen es japonés y vienen a representar algo así como “No ver el mal, no oír el mal, no hablar el mal”.

Monos Budistas en el Monte Dorado, Bangkok (Tailandia)

En la terraza además de las vistas, disfrutamos con tranquilidad de una especie de largo ritual, en el cual muchos lugareños estaban cambiándole la tela que rodeaba la estupa.

Estupa Monte Dorado
Vistas Bangkok desde el Monte Dorado

Al salir de allí y de sus montes, nos encaminamos hacia el Ban Baat, que es una zona donde los artesanos siguen elaborando los cuencos de los monjes budistas. Además de poder ver en directo cómo trabajan en algún cuenco, también se puede aprovechar para “cotillear” un poco de la vida de los lugareños, ya que hay un ambiente muy de pueblo.

Artesanos de cuencos budistasen Ban Baat Bangkok

Nos dirigimos a otro templo, el Wat Suthat (20 baths / 0,50€) y el columpio rojo gigante que hay delante, el Sao Ching-Cha. Este templo fue uno de los que más nos gustó de toda la ciudad. Es un remanso de paz… iqué bien nos vino antes de adentrarnos en la ruidosa Chinatown!

Columpio Sao Ching-Cha
Templo Wat Suthat Bangkok

Continuamos caminando (fue un día de mucho caminar) hacia la zona de Phahurat, el barrio indio. Está muy cerca del barrio Chino y es facilísimo y divertidísmo perderse por ambos. En el primer caso, visitamos un templo Sij muy curioso y recordamos momentos de nuestro viaje por India, a través de los tejidos, la música, los carteles de estrenos de Bollywood y los olores de la comida y el curry.

En el segundo caso, disfrutamos de las callejuelas atestadas de mercancías de todo tipo, puestos de comida callejera y con letreros en chino por doquier. Es muy fácil perderse horas por estos barrios. Cualquier intento por orientarse en las callejuelas, es inútil. Vimos fotografías de la zona de noche y debe merecer mucho la pena verlo, pero había que priorizar.

Chinatown Bangkok
Chinatown Bangkok

El Mercado de Talat Mai, es muy estrecho y está metido entre edificios; nos encantó.

Mercado de Talat Mai

También fuimos al Wat Mangkon Kamalawat, un gran complejo y templo de la zona, de gran interés. Es bastante diferente a los demás, ya que pertenece a la rama del budismo chino, con lo que la decoración, distribución, figuras y rituales, son diferentes.

Wat Mangkon Kamalawat

Seguimos caminado hasta el Wat Traimit (40 baths / 1,08€), con su gran buda de oro, que aunque no sería el más grande que veríamos en el viaje, cabe destacar por estar hecho de 5 toneladas y media de oro macizo. Frente a él, está la puerta que da acceso a Chinatown.

Buda de Oro, Wat Traimit en Bangkok
Entrada Chinatown Bangkok

Cansada como pocas veces he estado en mi vida, regresamos hacia el centro de Chinatown por la calle principal “Yaowarat” y allí comimos en un puesto- restaurante llamado “Kuay jab nai ek” , que nos pareció suficientemente auténtico y sin ningún turista occidental a la vista. Pedimos a dedo, señalando las fotografías e intentando no mirar mucho cómo lavaban los platos y cómo servían la comida, jeje.

Comer en Chinatown en Bangkok
Restaurante en Chinatown en Bangkok

Desde allí, tras callejear un poco más, fuimos hasta la terminal de Ferries, para llegar por el río, hasta “nuestra” zona. Cerca de nuestro hotel, está el Fuerte del Phra Sumen y un parque agradable para ver a los lugareños relajarse, comer y hacer vida.

Paseamos por esta zona y por un trozo de los canales que comienzan ahí. Callejeamos por toda esta parte norte, hasta llegar al hotel, pero por una zona que no habíamos descubierto hasta ahora.

Por último, descansamos, nos dimos un baño y preparamos todas las cosas para el día siguiente, ya que teníamos que madrugar mucho. Reservamos un taxi compartido en una pequeña agencia de viajes pegada al hotel, ya que además de salirnos muy barato, nos pareció más fiable que ponernos a negociar tan temprano con taxistas en la calle. Y ya a última hora, salimos a hacer nuestra última cena por la zona y a dar un paseo nocturno.

Cenar en Bangkok

INFO

Os dejamos aquí la información agrupada y algunos enlaces interesantes.

  • Monte Dorado. Precio por subir: 10 baths / 0,27€.
  • Wat Suthat. Entrada al templo: 20 baths / 0,50€.
  • Wat Traimit. Entrada al templo: 40 baths / 1,08€.
  • Hoteles baratos en Bangkok aquí.
  • Nuestro hotel en Bangkok:  Rambuttri Village Inn&Plaza .

Este artículo forma parte de la Guía y Diario de viaje a Tailandia 2016 de Vivi. Puedes seguirla en su índice: Guía de Tailandia.

MAPA

Tags : Diariostailandia
demiku

El autor demiku

Blog de viajes en pareja, donde Miki y Rosi cuentan sus viajes y escapadas.

1 comentario

Deja un comentario, nos haría tanta ilusión :)

Inline

Si te gusta Demiku, danos un like ;D